3.11.08

Who...?

9 comentaris:

Odalric ha dit...

Acabo de sentir el discurs que ha fet des de Chicago el qui ha estat el guanyador de les eleccions: Obama
Una multitut ha saludat la seva victória amb l' esperança als ulls.
Esperem que aquest resultat serveixi, entre altres coses, per desfer els tópics i clixés de sempre.
Enhorabona!

Guillem Casas ha dit...

Tot i que tinc els meus dubtes de que Obama esdevingui un gran President també li dono la enhorabona. Si més no, ha aconseguit convèncer a una massa de gent per la que fins i tot les enquestes s van quedar curtes. Només desitjo que els USA continuïn il·luminant-nos el camí.

jordi ha dit...

tot plegat és fantàstic i, evidentment, si fos americà seria demòcrata, però no ens enganyem: Obama ha estat la opció menys dolenta. em recorda al zp.. i això no m'agrada. masses promeses. (tant de bo m'equivoqui!!)

i visca la castanyada!

Odalric ha dit...

(us heu fixat en els partits que es presentaven per la circumscripció de NY que surten a la butlleta?)

Bernie ha dit...

Del Blog de Manolo Saco:

Cuando decíamos aquello de que los Estados Unidos representan una democracia tan perfecta que en ella cualquiera puede llegar a ser presidente, nadie pensaba que un alcohólico, vividor, mujeriego, ignorante, mentiroso compulsivo e inepto, como el niño mayor de los Bush, pudiese tomarlo al pie de la letra. Efectivamente, en su caso era un cualquiera, ese cualquiera que puede ser presidente de los Estados Unidos, lo que demuestra que para ser presidente de aquel gran país basta con que tus papás tengan suficiente dinero e influencia. Un agujero en el software del concepto de democracia. Cuando decíamos aquello, nos referíamos a esto otro, lo que sucedió ayer de madrugada: que un negro, demócrata en todos los sentidos, de clase media, pudiese alcanzar la presidencia.

Sobre la cabeza de Obama pesa ahora el papelón de la reconstrucción del sistema financiero mundial, después de que el virus tejano lo hubiese contaminado hasta la médula, o de volver a colocar a los Estados Unidos en su papel de garante fiable de la paz mundial, y no en el matón que provoca las peleas. Demasiada tarea me parece a mí.

Las televisiones, las radios e Internet levantaron acta, desde primera hora de ayer, de la alegría de la derecha y de la izquierda internacionales, a partes iguales, por el triunfo del negro Obama, como si el futuro presidente fuese “uno de los nuestros”. No recordaba en todos mis años de vida, que son unos cuantos, tanta humanidad contenta con el resultado electoral. Pero que la izquierda abandone toda esperanza. “Me atrevería a decir que Obama está casi a la derecha del PP”, ya nos ha avisado Jorge Moragas, el secretario de Relaciones Internacionales del Partido Popular. La clave está en que el futuro presidente no se opone a la pena de muerte, está en contra de los matrimonios homosexuales y propone un sistema de protección social mucho menos progresista que el de los rojos del PP.

Feliz, también, está Esperanza Aguirre. Como buen camaleón de la política, a pesar de que apenas unas horas antes decía que McCain era “un político extraordinario”, se apresuró a saludar el triunfo de Obama como si de pronto recordara que de esa manera a su enemigo Ruiz-Gallardón se le esfumaba para siempre la posibilidad de ganar la candidatura de Madrid para los Juegos Olímpicos. “Chicago en diez”, estará rumiando por la esquinas el alcalde faraón.

Cuando sintonizas la radio o la televisión, parece como si todo el mundo, ricos y pobres, progresistas y conservadores, hubiesen visto en Obama la reencarnación de Baltasar, el rey negro de la fábula cristiana. Todos están preparando una carta de peticiones imposibles. Tan felices estamos por el fracaso del partido del idiota de Texas y de los neocons que lo mantuvieron secuestrado durante ocho años, que por fuerza Obama acabará por defraudarnos a todos. No sé si ni siquiera le darán un plazo de cien días.

Anònim ha dit...

Toni,
et dec una cervesa

Aleix

jordi ha dit...

l'acte es farà a Capellades

(si t'interessa puc enviar-te un mail amb la localització exacta)

Morgana LeFay ha dit...

Gran Bloc. T'agrego. Salutacions.

a(nn)a ha dit...

Obama, perquè no?